viernes, 27 de julio de 2012

Quizás sólo quería vestirse...

Dejar el tender en el comedor, cerca de la cucha de Negra es casi como darle un helado y pedirle que no lo coma. Pero yo soy obstinada y lo hago igual. Porque la Negra siempre puede sorprenderme.
La última víctima fue una remera. Quedó irreconocible, irreparable, se ve que sabía que me gustaba tanto y aprovechó para hacerle unas "reformas" con sus dientes...
La víctima anterior fueron unas calzas. También me gustaban mucho, y las mordió nada más y nada menos que en el culo. Conste que estaban limpias, porque estaban colgadas en el tender, pero les cuento dónde las mordió para que se hagan una idea de qué hice con las calzas: A la basura, por supuesto, si ya ni de pijama me iban a servir!
Le estamos impidiendo que se suba al sillón para volver a tomar dominio y posesión del mismo. Me estoy reencontrando con mi living, es casi como un ambiente nuevo de la casa, en el que antes no pasaba ni un minuto del día, y ahora no entiendo por qué.
Cande sigue igual de divina que siempre. Ella ya es grande, no rompe nada, se porta bien. Ayer se le clavó una espina en la pata y me acordé de los dibujitos animados, cuando el pequeño e indefenso animal le saca la espina de la pata al imponente león y éste se compromete a ser su guardaespaldas.
Y Uma, la gata, podría decirse que es la que más me extrañó en la semana en que me fui de vacaciones.
Yo soy su madre en la casa, y lo demostró maullando sin parar, rompiendo los oídos y la paciencia de mi marido.
Como debe ser, que me extrañe y lo demuestre, carajo.
La cuestión es que cuando regresé, fui derechito a saludarla, y la muy antipática me esquivó todas las veces en que la intenté agarrar. Parece que estaba enojada nomás, porque su madre tuvo el tupé de abandonarla durante una larga semana.
Hoy ya volvió todo a la normalidad, Uma está cariñosa, Cande siendo fiel a su estilo es la hija de mi marido y a mi me quiere "hasta ahí nomás", y Negra intenta no romper las cosas. Porque ella lo intenta, yo lo sé...

2 comentarios:

  1. Jejejeje! La negra es lo maximo, le pone sal a la vida. Aunque te hace gastar unos cuantos billetes en reparación o reemplazo!
    Te mando un besote grande Chivi! Y un besote para esas tres locas lindas que reinan en tu vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es completamente cierto que la Negra le pone sal a la vida! Pero a veces se zarpa! Por ahora se viene portando bien, vamos a ver cuál es su próxima víctima!!
      Besiños

      Eliminar