sábado, 12 de mayo de 2012

Todo demasiado tranquilo - Calma Chicha

Hace muchos días que mis cosas vienen salvándose de estas bestias demoníacas con piel de cordero.
De Cande podría decirse que creció, ya no rompe tanto (COSAS, no quiere decir, huevos, por ejemplo) y no ladra desesperadamente cuando nos vamos.
De Negra, podría afirmarse que aún no rompió nada porque no tuvo oportunidad de hacerlo.
Se está quedando afuera con su novio Coco, un dálmata que la obliga a renunciar a sus padres y a su casa con tal de corretear y callejear todo el día, uno al lado del otro, juntos a la par.
Lo que origina que Negra no se quede sola en casa, lo que a su vez causa que mis cosas permanezcan en un completo orden.
El sillón, que compramos de cuero ecológico para que las perras no lo ensucien, está todo arañado por la gata Uma, y Negra se encarga de llenarlo de pelos (negros), que aspiro o barro frenéticamente.
Parece que no es tan fácil tener la casa ordenada cuando esa casa es un departamento pequeño, y de sus cinco integrantes, tres de ellos son animales...
Y encima sigo pensando en adoptar más mascotas.
Debería atarme la imaginación y dejarme de joder.
El otro día le pregunté a Martín en qué nos cambiaría adoptar un gatito más.
Y además de los 20 kilos de comida de perro al mes, también se duplicaría la comida del gato para empezar.
Por otro lado, el minino nuevo podría ingeniárselas para romper la parte del sillón que le faltó a Uma...
O encargarse de mordisquear todas las plantas que ella no come... ah! no, cierto que una y cada una de mis plantas tienen marcados los dientecitos del pequeño animal peludo y negro...
Necesito una casa con jardín, así estas bestias dejan de invadir el espacio de los humanos y se ocupan de morder ramas y arañar árboles en vez de convertir mi departamento en una jungla sin reglas.

4 comentarios:

  1. Chivi como estas. Hace poco me mude, hara unos 3 meses y extraño muuucho la presencia de vito, mi gordolfo. El vive con mi mama, en una casa y te aseguro q es re feliz viviendo en una casa. Antes en el depto vivia durmiendo y echado y cuando lo sacaba a pasear estaba hiperexcitado, ahora esta mas tranqui y tiene unaplaza enfrente. lo extraño mucho pero se q ahi esta mejor y ademas en mi depto por contrato no puedo tener mascotas, asi q sera para mas adelante.. te mando un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mojito! Yo no podría dejarlas con nadie. Pero sospecho que antes de que se termine el contrato vamos a estar buscando un nuevo hogar, esta vez, con un patio grande.
      En nuestra casa anterior teníamos un patio como de 5 metros y entraban sólo a comer y a dormir. Todavía no teníamos a Negra. Cande se echaba al sol a dormir la siesta, y era feliz.
      La gata no bajaba del árbol, se la pasaba ahi, no sé qué hacía.
      Pero se notó demasiado cuando cambiamos, todo lo que extrañaron ese patio.
      Espero que pronto nos mudemos!
      Besote!

      Eliminar
  2. Que amor este blog!!! Me encantaron las fotos y sobre todo, que cuentes tus vivencias con ellos. Yo amo a mi perra, es como mi vida, mi mejor amiga.. No se que haria sin ella. Que lindo que los ames tanto! Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ro! Yo también las amo! Estas dos perras y la gata son todo en mi vida! Son como mis bebes jaja.
      Proximamente actualizo porque tengo material nuevo jajaja.
      Besos!

      Eliminar